Algunas de sus cartas

A lo largo de los años, F.B. ha utilizado el género epistolar para provocar -o terciar en- debates vinculados a asuntos de la cultura y la sociedad. Algunas de esas cartas se hicieron públicas, tuvieron amplia difusión, se tradujeron a muchos idiomas y fueron convertidas por editores en artículos de prensa y hasta en fragmentos de libros. Así, generaron reflexiones y polémicas en distintos ámbitos, en especial entre sectores de la izquierda latinoamericana. No fueron inocuas para el autor: la carta sobre la revolución cubana le valió la repulsa de un sector de la izquierda, la referida a Medio Oriente suscitó serias amenazas de grupos palestinos, su diatriba contra Juan Pablo II fue motivo de escándalo en ámbitos eclesiásticos y periodísticos, mientras que una extraña unanimidad a favor causó su carta al presidente de Nicaragua sobre la situación del poeta Ernesto Cardenal.

Lo que sigue es una muestra necesariamente breve de los temas y las posturas asumidas por F.B. en distintas épocas ante los problemas de nuestro tiempo. 


Carta a Daniel Ortega en Nicaragua                    


Carta a los apáticos: sobre Medio Oriente     


Carta a los revolucionarios de pacotilla              


Carta a los cristianos: un papa nefasto            


Carta a los cubanos de un viejo disidente